Animales

Adopta una tortuga terrestre


Algunos consejos para elegir y cuidar su reptil concha.

La adopción de una tortuga terrestre compromete al hogar anfitrión porque habrá que cuidarla durante muchos años.

Compre su tortuga en una tienda de mascotas de renombre. Evite las compras entre particulares o en Internet.

Compra de una tortuga terrestre

Asegúrese de que el animal esté sano y vivo. Si no intenta escapar o encajar en su caparazón, ¡es una mala señal! La cáscara no debe presentar heridas, enrojecimiento, parásitos o manchas (micosis). La respiración de la tortuga debe ser tranquila y sin sibilancias. Sus ojos deben ser agudos y su nariz no debe mojar.

Aprovecha tu compra para adquirir un vivero y la comida necesaria. Se agradecerán las lámparas de infrarrojos si su hogar tiene poca calefacción. A la tortuga le gusta tomar una siesta tibia después de la comida para digerirla bien.

Alimentando a una tortuga terrestre

Las tortugas terrestres son herbívoras. Se alimentan menos en verano que en primavera. En el otoño, hacen una reserva para la hibernación. Puede alimentarlos con hojas de diente de león, puntas de rábano, achicoria silvestre, ortiga seca, remolacha, lechuga romana, etc. Pero nunca lechuga, repollo, ajo, cebolla, alcachofa, patata, pan, croquetas o leche.

Las tortugas terrestres deben consumir el 5% de su peso diario (para adultos, 10% para crías). Su ingesta alimentaria debe contener el doble de calcio que de fósforo. Puedes conseguir preparaciones equilibradas enriquecidas con vitaminas, minerales y aminoácidos en las tiendas de mascotas. Asegúrese de que no contengan colores o sabores artificiales.

> Planifique un día de dieta a la semana.

Considere darles agua fresca todos los días. Lo ideal es un platillo para macetero que también permitirá baños.

Pierrick le Loua


Créditos: Gervanio (foto1) Gibrann (foto2)


Vídeo: Nacimiento de tortugas de tierra!! (Junio 2021).